¿De flashback a flashback?

Ya no sé si todavía estoy en mi flashback del inicio de la semana, y si voy de flashback a flashback. No consigo recuperarme, o no para más que unas horas. Ayer tuve mis momentos fatales, y estuve luchando casi todo el día para no caer por completo. Lo conseguí por la tarde, y, de hecho, me sentí bastante bien durante y después de la asamblea de mi querido grupo queer en mi casa.

Pero, esta mañana, aunque al inicio me sentí algo mejor, me desperté sin energía alguna. Tome la decisión de ni intentar trabajar, y me fui todavía más hacia abajo. Escribí un simple mensaje – NO PUEDO MÁS – a algunes amigues, porque me sentí verdaderamente fatal. Creo que nunca antes en mi vida me he sentido tan suicida como esta mañana. Tengo demasiado miedo al dolor físico para realmente intentarlo, pero me daba miedo sentirme así.

Algo más tarde conseguí – sobre las 11:00h o más tarde – levantarme, ducharme y ir a desayunar en uno de mis bares favoritos. Pero tuve que llorar también en el bar, y por suerte me dieron un abrazo grande mientras estuve llorando. Escribí algo en mi diario, y conseguí relajarme algo, pero tampoco para mucho tiempo. Salí del bar para un paseo, y en el paseo otra vez tuve que llorar varias veces. Por suerte ya me da igual. No siento ninguna vergüenza llorando en cualquier espacio publico. Lloro donde y cuando me da las ganas. Pero me sentí fatal. No fue un llanto liberador, sino este llanto lleno de miedo.

¿Flashbacks? Ya no sé. Siempre me viene el pensamiento de un abuso sexual en mi infancia, siempre pienso en un niño mirando a la polla erecta de una persona adulta (de la que solo “veo” el torso), o, a veces, chupando una polla. Poco más. Y siento mucho miedo. Sobre todo miedo. Tengo un nudo en mi estomago.

Luego consigo tranquilizarme algo durante un tiempo, dejo de llorar. Quizás consigo hacer algo un rato, algo que no necesita demasiada concentración, y luego otra vez me rompo y empiezo a llorar este llanto de miedo.

De una manera si son flashbacks. No sé si realmente hubo abuso sexual, pero estos flashbacks me vuelven a mi infancia, a un miedo fuerte de mi infancia.

La web de la ONG estadounidense 1in6.org dice: “Los investigadores han descubierto que al menos 1 de cada 6 hombres ha sufrido abusos o agresiones sexuales, ya sea en la infancia o en la edad adulta. Y esta es probablemente una estimación baja, ya que no incluye las experiencias sin contacto, que también pueden tener efectos negativos duraderos.” La probabilidad estadística no es tan baja…

Y pienso en mi interés en novelas gay que tratan del tema del abuso sexual de niños (en masculino): Scott Heim’s Mysterious Skin, Sulayman X’s Bilal’s Bread, Hanya Yanagihara’s A Little Life (Tan poca vida), para mencionar solo algunas. Pienso en mi interés en cualquier noticia sobre el tema, en cualquier otro material…

Pienso también en mis problemas de confiar en la otra persona durante el sexo (en mis pocas relaciones sexuales), en mi incapacidad de dejarme llevar.

De una manera, ponerme a escribir esto me relaja. Me ayuda hacer público esta posibilidad. No me da ninguna vergüenza hablar públicamente de la posibilidad de un abuso sexual en mi infancia. Y esto es positivo. Pero, no me quita el dolor, no me quita el miedo de mis flashbacks emocionales (lo que tengo son unos pensamientos que me vienen, pero no recuerdos), y no me quita esta incertidumbre.

Siento que esta semana básicamente voy de flashback a flashback. Y me duele todo mi cuerpo. Y estoy harte. Me siento absolutamente en mi limite. No puedo más. ¿Cuando voy a tocar fondo? Ya no puedo imaginarme caer todavía más, y mucho menos puedo imaginarme sostenerme si lo haría… No puedo más.