¿Quién es Angélique? Y, ¿Qué tiene que ver ella con mi identidad de género?

Otra vez me viene Angélique, y esta vez en el contexto de mi identidad de género desde la infancia, que es el tema que me esta removiendo toda la esta semana. Pero, en la realidad no tengo casi ningunos recuerdos de Angélique. El 23 de diciembre del año pasado escribí sobre Angélique:

¡Quememos el planeta! (¿o tal vez no?)

Necesitamos urgentemente reconstruir un poderoso movimiento por la justicia climática para un cambio de sistema

Algunas noticias de los principales medios de comunicación de unos pocos días, y me pregunto a qué estamos esperando nosotres, el movimiento por la justicia climática:

Destruye lo que te destruye

Para cambiar el mundo y construir un mundo más justo, sustentable, ecofeminista y queer es necesario tanto destruir como construir.

Crear el mundo que queremos es una forma mucho más sutil y poderosa de actuar,
que intentar destruir el mundo que no queremos

Marianne Williamson.

La cita de Marianne Williamson suena bien. No obstante, oculta la necesidad de destruir, de luchar en contra de las estructuras de poder o, simplemente, en contra de situaciones y actos negativos. Está sesgada hacia el lado positivo y, por ello, quizás sin pretenderlo, contribuye a mantener las cosas como están – quizás, eso sí, con un poco de gentrificación verde y psicología positiva-.

Para cambiar el mundo y construir un mundo más justo, sustentable, ecofeminista y queer es necesario tanto destruir como construir. Ocultar la necesidad de destrucción hace que Marianne Williamson sea cómplice del sistema capitalista heteropatriarcal y productivista que nos destruye.

Abuso sexual y sanar mi niñe interior

Deviant Daeva escribe en un artículo sobre el TEPT complejo y la sanación del niñe interior: "Las víctimas de traumas complejos a menudo han pasado por abusos, negligencia y abandono a largo plazo durante la infancia.

¿Quién es Angélique? Y, ¿Qué tiene que ver ella con mi identidad de género?

Otra vez me viene Angélique, y esta vez en el contexto de mi identidad de género desde la infancia, que es el tema que me esta removiendo toda la esta semana. Pero, en la realidad no tengo casi ningunos recuerdos de Angélique. El 23 de diciembre del año pasado escribí sobre Angélique: