Saltar a Navegación

Turquía: Paremos el Ciclo de Violencia

Una delegación internacional visitó Diyarbakir y Cizre


Londres y Sevilla, 04.05.2016


Europa nos ha fallado“ es un comentario amargo que se puede oír mucho ahora en el sureste de Turquía. „Pensamos que Europa significa derechos humanos y paz. Pero a diferencia de los tiempos de guerra en Turquía durante los años 90, hoy en día a nadie le importa lo que a nos está pasando“.


Recientemente de regreso de un viaje de una semana al sureste de Turquía, una delegación de la Internacional de Resistentes a la Guerra concluyó que el conflicto armado entre Turquía y el Partido de Trabajadores de Kurdistan (PKK) ha causado un sufrimiento enorme y una traumatización de la población civil en las regiones kurdas de Turquía. Según distintos informes desde agosto de 2015 al menos 338 civiles y un número desconocido de combatientes murieron y más de 400.000 civiles tuvieron que huir de sus ciudades de residencia. Según cifras de la Fundación de Derechos Humanos de Turquía más de 100.000 de estas personas no tienen una casa a la que volver por que sus casas fueron totalmente destruidos.


Hemos visto barriadas de ciudades totalmente destruidas que nos recordaron a fotos de la vecina Siria. Hemos visto excavadoras arrasando ruinas mientras mujeres mayores estaban buscando restos de sus posesiones entre los escombros. Y hemos visto partes de la ciudad histórica de Diyarbakir cerrada herméticamente con barricadas de la policía, y nadie sabe nada sobre lo que esta pasando detrás de esas barricadas” dice Dr Christine Schweitzer, presidenta de la Internacional de Resistentes a la Guerra.


La Internacional de Resistentes a la Guerra es una red internacional de organizaciones antimilitaristas y pacifistas de más de 40 países. La delegación estuvo formada por cinco miembros internacionales de cuatro países además de dos activistas turcxs de derechos humanos. Su propósito fue el asesoramiento de la situación en las áreas de Turquía afectadas por el conflicto y observar lo que podría hacer el movimiento noviolento internacional para apoyar a organizaciones en Turquía en su trabajo de protección de derechos humanos y la promoción de un proceso de paz.


Nos encontramos con muchas organizaciones turcas y kurdas de derechos humanos. Todas nos contaron de una multitud de violaciones de derechos humanos y crímenes de guerra perpetrados por el ejército turco y por fuerzas especiales. Había francotiradores tomando a civiles en la calle como blanco, hospitales cerrados y transformados en cuarteles militares o de la policía, acceso a tratamiento negado y trabajadorxs humanitarixs amenazadas o asesinadas” dice Rudi Friedrich, secretario de la ONG alemán Connection e.V., una organización que trabaja desde hace más de 20 años sobre Turquía, fundamentalmente apoyando a objetores de conciencia del país. “Pero algunas organizaciones además nos relataron una estrategia del PKK que pone en riesgo a la población civil.”


He estado en muchas zonas de conflicto” dice Dr Stellan Vinthagen de Suecia, un profesor de estudios sobre resistencia en los Estados Unidos. “Lo horrible en esta situación es que el conflicto tampoco se reconoce como una guerra. A un lado hay un agresor dominante que oprime. Llama lo que está haciendo ‘lucha contra el terrorismo’, y lo toma como excusa para no respetar a las leyes humanitarias internacionales. Y hay un grupo oprimido que usa la violencia. Hemos escuchado historias sobre combatientes impidiendo a civiles huir de la zona de conflicto, utilizando a estas personas y sus casas como escudos.


La protección de la población civil es un deber de cualquier gobierno del mundo. Fallar en cumplirlo significa crear un clima de impunidad que no debería ser tolerado. Eso también es válido para cualquier movimiento político. Si dicen que están luchando por ‘su pueblo’ deberían protegerlo, no ponerlo en riesgo” dice Michaela Söllinger del Movimiento Internacional de Reconciliación de Austria, quien trabajó como acompañadora protectora noviolenta para activistas de derechos humanos en Guatemala y Colombia.


La Internacional de Resistentes a la Guerra piensa que la violencia nunca puede llegar a una solución. “Aunque tenemos nuestras dudas sobre el llamado ‘proceso de solución’ que colapsó en julio de 2015, al fin y al cabo se tiene que negociar una solución de los problemas entre todos los actores involucrados”, dice Andreas Speck, activista de la noviolencia residente en España que milita en la Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucía y quien ha trabajado con colectivos antimilitaristas y noviolentos en Turquía durante mas que 20 años. “Lo que se necesita urgentemente es un proceso de paz genuino, acompañado por medidas de creación de confianza que involucren a las dos partes del conflicto” continua. “No ayuda poner obstáculos ante de un proceso de paz – como el gobierno turco insistiendo que primero el PKK tiene que desarmarse, o como el PKK, exigiendo la autonomía como resultado de un proceso de paz. Un proceso de paz genuino requiere que las dos partes del conflicto abran sus mentes, y además involucrar a otros actores, especialmente la sociedad civil, en la búsqueda de una solución al conflicto que respete los derechos sociales y culturales de la población kurda y de todas las comunidades residentes en la región.


Después de su visita, la Internacional de Resistentes a la Guerra va a trabajar con sus contactos en la región para desarrollar respuestas noviolentas al conflicto armado.


 


La Internacional de Resistentes a la Guerra, juntas con otras organizaciones de paz, ha lanzado dos peticiones para exigir de los gobiernos europeas que no ignoran la situación en Turquía.


Alemán: https://weact.campact.de/petitions/stoppt-den-kreislauf-der-gewalt-in-der-turkei


Ingles: https://you.wemove.eu/campaigns/stop-violence-in-turkey


Español: https://you.wemove.eu/campaigns/stop-violencia-en-turquia



 



 


Para mas información:


Reino Unido / Internacional de Resistentes a la Guerra, 5 Caledonian Rd, London N1 9DX, Britain, +44-20-7278 4040, info@wri-irg.org


Alemania:

Christine Schweitzer (Bund für Soziale Verteidigung), +49-571-29 456, schweitzer@soziale-verteidigung.de

Rudi Friedrich (Connection e.V.), +49-69-82375534, office@Connection-ev.org


España:

Andreas Speck (Red Antimilitarista y Noviolenta de Andalucia – R.A.N.A.), +34-655-964791, mail@andreasspeck.info


Austria:

Michaela Soellinger (Movimiento Internacional de Reconciliación Austria), +43 664 799 4079 soello@gmx.ch 


Mas información en la pagina web de la IRG: http://stopthecycleofviolence.wri-irg.org



Main menu 2

Article | by Dr. Radut