Saltar a Navegación

Recensión: Gay propaganda. Russian Love Stories

Masha Gessen & Joseph Huff-Hannon (editorxs), OR Books, Nueva York y Londres, 2014
ISBN 978-1-939293-35-0 (libro de bolsillo), 978-1-939293-36-7 (e-book)
Ruso y ingles, 224 paginas

La producción de este libro se han hecho con prisa para que coincide con los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, y se puede notar. Se puede notar – y lxs editorxs lo admitan – por que el espectro de las experiencias incluido en el libro se limite a las de rusos gay y rusas lesbianas con bastante recursos, en su mayoría parejas con la posibilidad de viajar al extranjero y con una educación mayor. La publicación del libro es una respuesta a la ola de homofobia en Rusia apoyado y promovido por el estado, y culminando en la nueva ley que prohíbe “la propaganda para relaciones sexuales no-tradicionales” – muchas veces interpretado como una prohibición de la homosexualidad mientras de hecho la ley prohíbe un espectro mucho mas amplio de relaciones sexuales no-patriarcales (véase el comunicado de ILGA Europe, 11 de junio 2013).

“Gay propaganda” reúna “historias rusas del amor” – historias de gays, lesbianas (y de una personas trans*) – y de sus vidas en Rusia antes y después la aprobación de la ley. Se puede leer muchas historias de luchas diarias contra la homofóbia, de mantener su sanidad en un mundo loco, de odio y amor. Hay muchas historias sobre como la homofóbia patrocinado por el estado impulsa la violencia homofóbica y crea una atmósfera del miedo y de la paranoia, pero también del poder de la gente a superar su miedo y vivir su vida. Ademas muestra que la homofóbia no llega a todos los espacios – también hay madres, padres, y amigxs que no tienen problemas con sus hijxs y amigxs lgbt, creando islas de la sanidad en un mar de la homofóbia.

¿Para quien se han hecho el libro? Como dice Masha Gessen en su parte de la introducción, el libro “sera un proyecto samizdat, la cuenta de historias para un publico pequeño que las necesita”. Y este publico son la gente lgbt en todo el mundo, pero especialmente en los paises de la antigua Unión Soviética, que viven en una atmósfera de homofobia patrocinado por el estado y intentando mantener su sanidad. Para ellxs, el libro puede proveer esperanza a traves del compartimiento de historias y experiencias.

No obstante, yo tengo unas problemas con el libro, que refiere a sus limitaciones. El libro se centra en las vidas y identidades gay (y lesbianas) extrapolando de las identidades lgbt como se conocen en los países del occidente. Cada vez mas las activistas queer están cuestionando estas identidades, la normalización de lo lgbtq y su aplicabilidad universal a un espectro mas amplio de “relaciones sexuales no-tradicionales” o identidades de género. Poco de eso se encuentra en el libro. ¿Donde están lxs queers, trans* o parias sexuales rusas? ¿Donde están los hombres-que-tienen-sexo-con-hombres o las mujeres-que-tienen-sexo-con-mujeres, pero que no quieren identificarse según las identidades lgbtq occidentales, o quienes no quieren vivir una vida basada en los modelos heterosexuales de la convivencia en pareja? Con esas limitaciones el titulo del libro – gay propaganda – también tiene un otro sentido, probablemente no intencional: la propaganda para la normalización de las identidades gay (y lesbiana) según los modelos heterosexuales.



Main menu 2

Article | by Dr. Radut