Saltar a Navegación

Mi manifiesto genderqueer

Este manifiesto genderqueer es algo muy personal – no pretende ser un manifiesto colectivo, de un grupo o de un movimiento. Es mio, solamente mio, pero sin embargo lo hago publico porque pienso que lo privado es político, y especialmente en el tema de género.

Yo me defino como genderqueer (género raro), porque el sistema binario del género, que solamente me permite definirme como hombre o mujer no me sirve. Es un sistema demasiado estrecho y rígido, que excluye la diversidad humana, y nos obliga a definirnos en términos que no nos representan.

También hago publico mi manifiesto, porque estoy cansado de las obligaciones y presiones de las masculinidades que ofrece nuestra sociedad. Publicar mi manifiesto en un acto de liberación y resistencia.
 

¿Porque genderqueer?

Definirme como genderqueer es el resultado de un proceso de muchos años – posiblemente de toda mi vida. Sí, nací como hombre, y fui criado y educado como chico/hombre. En este proceso he beneficiado de los privilegios que el patriarcado da a los chicos/hombres (el “dividendo patriarcal”, como lo llama Raewyn Connell1), pero también he sufrido bastante, y estoy viviendo con mis heridas y cicatrices, sobre todo al nivel emocional.

Ser criado como chico/hombre para mi significaba bastante presión de cumplir con las expectativas de la masculinidad y heteronormatividad: ser “fuerte”, esconder y reprimir mis emociones (y es un trabajo bastante difícil de deshacerlo), y una expectativa de participar en el sistema del sexismo, hablar y tratar a “las chicas” como objetos, especialmente durante la adolescencia. En lo ultimo realmente nunca he participado, no por conciencia feminista, sino porque no me sentía cómodo en hacerlo.

Y sufría bastante presión de mis amigos – hasta acoso – sobre mi sexualidad, mucho antes de que era consciente de mi homosexualidad.

Pero creo que no ha funcionado muy bien la socialización masculina. Si, es cierto, en algunos aspectos si, pero en otros no. Me recuerdo que una amiga me decía hace años que tengo muy poco lenguaje corporal masculino, y en otra situación me decían que me “falta” la agresión (porque “falta”? Es necesaria para ser “hombre”?). Y lo de la heterosexualidad...

Desde que salí del armario como gay me he identificado como hombre gay, pero siempre con muchas dificultades. Como he escrito hace 14 años: “¿Todavía tengo que asumir una de las identidades colectivas "gay" o "normal"?. ¿No son éstas, nuevas formas de limitaciones a mis opciones personales? ¿Asumir esta identidad, significa que acepto esta norma, podría significar que tengo que ajustarme voluntariamente a la norma?2 No quiero ajustarme a ninguna norma, no importa si es una norma gay o “normal”!

Estoy cansado de todo esto. Estoy cansado de ser definido como hombre, y de la presión de cumplir con (o resistir a) lo que significa “ser hombre” en nuestra sociedad. Además, mientras es muy necesario redefinir las masculinidades en términos no-patriarcales (para quienes quieren definirse en estos términos), para mi, como yo me identifico, no es suficiente.

No estoy rechazando la definición de hombre porque no quiero ser identificado con los privilegios que este significa en el patriarcado. Estoy muy consciente de los privilegios, y de que no es fácil rechazarlos. Pero también soy consciente de su fragilidad, que depende mucho de mi sumisión a las expectativas de “ser hombre”. Y basta. No quiero rendirme a ningunas expectativas del género.

Pero tampoco me identifico como transsexual. No me identifico como transsexual, porque no me siento atrapado en un cuerpo equivocado. Me gusta mi cuerpo (bueno, podría perder un poco de peso...), y me gusta mi pene, que me da mucho placer (no solamente el pene – el cuerpo tiene muchas zonas del placer). Además me siento muy cómodo con mi sexualidad, y me gusta dar y recibir una felación, y también (aunque menos) el sexo penetrativo en ambas funciones – ser penetrado o penetrando (pero el sexo no es limitado a esto – hay mucho mas).

Lo que me molesta no es mi cuerpo, sino las definiciones sociales del género3.

 

Genderqueer como resistencia

Definirme como genderqueer es una forma de la resistencia al binario, una forma de romper las normas del género, de la creación de incertidumbres, de complejidad. El binario del género – la idea que solamente existen “hombres” y “mujeres” - todavía es un sistema tan hegemónico que es difícil de escapar. Pero al mismo tiempo es un sistema bastante violento, especialmente porque hay muchas personas que no son ciertamente “hombres” o “mujeres”. La violencia contra personas intersex ya esta saliendo de lo invisible, aunque todavía es poco reconocido4.

Afortunadamente no he sufrido esta violencia. No obstante, tampoco me siento representado en el sistema binario del género, y cada vez menos.

Pero no es fácil. No es fácil, porque no solamente yo defino mi identidad, sino estoy definido en casi en cualquier relación social. Porque tengo un cuerpo de apariencia más masculina, normalmente estoy definido como hombre, con todos los beneficios que tiene esta identificación. Pero también depende del resto de mi apariencia, de como estoy vestido, de como actúo. Y esto es muchas veces causa de confusión, o de incertidumbres, puede ser. Repentinamente, la otra persona no puede identificar mi identidad de género, y realmente muchas veces estoy disfrutando estos momentos de confusión, de romper las certidumbres del binario del género.

No es fácil porque nos falta un lenguaje no binario. Nos referimos a otras personas muchas veces en términos binarios, y como no hacerlo si solamente tenemos las palabras hombre/chico... o mujer/chica, y los pronombres el/ellos y ella/ellas. En el lenguaje escrito es posible escribir todxs, ellxs, etc, usando el 'X' como variable que puede incluir valores indefinidos. Pero como lo hacemos cuando hablamos?

No es fácil, además, por las leyes de los estados en que vivimos. En casi todos los estados es necesario registrar el sexo (dentro del sistema binario) de un bebe – pero en unos casos no es claro... Y en muchos países el nombre tiene que identificar el sexo, definido en términos binarios (por ejemplo en Alemania hasta 2008, cuando la Corte Constitucional permitió nombres ambiguos5 – pero todavía no está permitido tener un nombre que es “del otro sexo”). Además, el pasaporte incluye nuestro sexo (o género?6), y en casi todos los formularios tenemos que identificarnos en términos binarios, sea realmente necesario o no.

Resistir al sistema binario del género entonces significa una resistencia casi diaria, a muchos niveles.
 

Hay tantos géneros como seres humanos

Kate Bornstein escribió en su libro “My Gender Workbook” (Mi libro de trabajo sobre el género)7 que existen tantos géneros que personas, y no reconocerlo es reducir la variedad humana a algo muy limitado (y aburrido, y con violencia). Definirme como genderqueer me permite la libertad de definirme cada día distinto, porque mi identidad de género no es nada fijo (no es algo que soy, sino algo que hago, que construyo). Siempre esta en flujo, cambiándose en el proceso de la recreación, y en la relación y el intercambio con otrxs. En este proceso, estoy liberándome de las limitaciones del género, y curándome de las heridas de la construcción de la masculinidad.

Entonces mientras este manifiesto es un manifiesto personal, quiero terminar con una llamada política. No de crear una nueva identidad colectiva – estoy muy consciente de los riesgos de nuevas identidades colectivas (y, por ser colectivas, normativas) del género. No, no quiero nuevas normas, nuevas categorías del género.

Rompamos el sistema binario del género.

Cada unx tiene derecho a definir su propio género cuándo y cómo quiere!

Andreas Speck, 27 de febrero de 2014

Notas

1R. Connell: Masculinities. Cambridge, 1995 (en castellano: R Connell: Masculinidades. Mexico, Programa Universitario de Estudios de Género, Universidad Nacional Autónoma de México, 2003)

2Andreas Speck: Identidades colectivas: Trampa o instrumento para el fortalecimiento? Publicado (en ingles) en Peace News no 2434, junio-agosto de 2000, https://andreasspeck.info/es/node/22

3Realmente no es tan cierto que el sexo (entendido como categoría natural, biológica) es algo tan natural, y especialmente tan binario como dicen lxs biologxs. ¿Y por que esta cosa tiene que definir mi identidad? Prefiero decir que el sexo es algo que hago (con mucho placer), y no que soy.

4Cheryl Chase: Hermafroditas con actitud: cartografiando la emergencia del activismo político intersexual. En: El eje del mal es heterosexual. Figuraciones, movimientos y practicas feministas queer. Traficantes de Sueños, 2005

5BVerfG, stattgebender Kammerbeschluss der Zweiten Kammer des Ersten Senats vom 5. Dezember 2008 – 1 BvR 576/07 – http://www.bverfg.de/entscheidungen/rk20081205_1bvr057607.html.

6Australia permite desde 2011 una tercera categoría: indeterminado (marcado con X). CNN México: ¿Hombre o mujer? Indeterminado. La nueva opción del pasaporte australiano, 16 de septiembre de 2011, http://mexico.cnn.com/salud/2011/09/16/hombre-o-mujer-indeterminado-la-nueva-opcion-del-pasaporte-australiano.

7Kate Bornstein: My Gender Workbook, Routledge, New York 1998



Main menu 2

Article | by Dr. Radut