Saltar a Navegación

Cuerpos en transición. Nueve semanas de hormonación

Ya desde nueve semanas estoy tomando hormonas, mas concretamente estrógenos. Con este he iniciado un proceso de transición, de un cambio tanto de mi cuerpo, de mi relación con mi cuerpo, y de la relación entre mi cuerpo y lo social. Este proceso todavía es muy nuevo, muy al inicio. No obstante, me gustaría compartir como me siento con esto proceso.

No creo en una identidad de género fija, ni creo que nací con una identidad de género predeterminada (de hecho, creo que nacimos sin identidad de género alguna). Me he construido mi identidad de género actual – genderqueer – en un proceso a lo largo de mi vida, un proceso interactivo entre lo que siento yo, como la sociedad me ve, las exigencias patriarcales, las exigencias y expectativas de mis padres, de amigues, de compañeres, de muchas otras personas. Para mi ha sido un proceso difícil, muchas veces doloroso, de una lucha contra las exigencias de las masculinidades (tanto de la masculinidad hegemónica como las masculinidades de protesta, las masculinidades gay y otras) y de la heterosexualidad normativa, que me ha llevado a través de varias estaciones a definirme como genderqueer, es decir, ni hombre, ni mujer, ni algo entre estos dos “extremos” o polos opuestos (la idea de dos sexos/géneros como polos opuestos me parece cada vez mas ridículo).

Estoy viviendo con mi identidad genderqueer ya desde unos años, y muy abiertamente. No obstante, no es fácil vivir como genderqueer cuando la gran mayoría de la gente permanentemente te lee como hombre (ver mi blog) y te impone una identidad que no es tuya. Seria mentir decir que esto no ha influido en mi decisión de hormonarme, es decir, de cambiar no solamente mi expresión de género, sino también mi cuerpo.

Como no me siento mujer, el objetivo no es transitar hacia el género opuesto. Al primero no creo que hay algo opuesto, pero mas importante tampoco encajaría con mi identidad de género. Mi objetivo es hacer mi cuerpo menos masculino, quizás mas raro, mas queer, es decir, salir de lo “normal” y con esto socialmente hacer mas difícil ser leído (fácilmente) como hombre. Estoy consciente de que todavía vivimos en una sociedad extremadamente binaria, y va a tardar mucho tiempo hasta la gente va a empezar a leerme como genderqueer, fuera del binarismo de sexo/género.

Entonces, he decidido tomar hormonas para iniciar un proceso de transición. He optado solamente por tomar estrógenos, y no tomar antiandrógenos. Los antiandrógenos normalmente se toma en un proceso de transición de hombre a mujer para bloquear la testosterona. Los estrógenos, aunque también bloquean un poco la producción de testosterona en el cuerpo, principalmente inician el desarrollo de algunos aspectos sexuales secundarios femeninos, como el crecimiento de pechos o una redistribución de grasa.

He iniciado mi proceso con la aplicación de parches transdermicos de estrógenos, al inicio de una dosis mas baja, pero ya desde seis semanas con la dosis recomendada. Después de nueve semanas me doy cuenta de algunos cambios ya:

  • Los pechos están creciendo, como también noto un aumento de los pezones y mas sensibilidad tanto en los pezones como de los pechos en general. Creo que todavía no se ve mucho, pero me doy cuenta que son mas firmes, con menos grasa. Y claro – son solamente nueve semanas, y el crecimiento de los pechos fácilmente tarda dos años.
  • Una disminución del libido, y también de la respuesta sexual. Sobre todo la respuesta sexual me ha preocupado bastante antes de iniciar el proceso, pero ahora me da realmente igual. Lo veo como un resto de un miedo masculino que se ha evaporado. Como no tengo pareja ni soy mucho del sexo casual, tampoco es algo muy relevante ahora. Tengo menos ganas de masturbarme, entonces lo hago menos. También parece que la producción de semen ha disminuido – me da bastante igual, como no quiero reproducirme. Infertilidad? Y que? No hay cosa menos relevantes en mi vida como mi fertilidad.

Mas allá, creo que los cambios son mas emocionales, y es difícil atribuir todos los cambios al inicio del proceso de hormonación, y mucho menos se puede atribuir a las hormonas. Generalmente, me siento mucho mas equilibrade, mas contente, mas comode también con mi cuerpo transitando. Algunos de estos cambios emocionales probablemente tienen mas que ver con otros procesos o sucesos en mi vida. En el momento no tengo que afrontar tanta precariedad, que ayuda mucho para tranquilizar algunas cosas. También siento que he pasado pagina en relación con mi infancia bastante difícil, y me he reconciliado con mi misme. Por cierto, este probablemente tiene un impacto importante.

Pero siento que algo esta cambiando con la relación con mi cuerpo, este cuerpo en transición. Aunque todavía no se ve mucho, me siento bien con y dentro de mi cuerpo cambiante, con curiosidad en relación con el proceso de cambio. Esta semana he dejado a poner silicona en el sujetador para aumentar un poco la apariencia de los pechos, aunque todavía tengo pechos muy pequeños, poco notables (tampoco aspiro a pechos grandes). El fin de semana pasada en la convivencia de La Transicionera me sentí muy comode con exponer mi cuerpo desnudo para bañarme en la piscina, un cuerpo todavía bastante masculino y en proceso de transición. Con esto no quiero decir que ya no hace falta mas transición, y que podría dejar las hormonas. No, me gustaría seguir con esta transición hacia ningún lugar especifico. Pero me siento bien y con paciencia sabiendo (y sintiendo) que mi cuerpo esta cambiando, transitando, y me siento bien con los cambios que veo y siento.

Ahora tengo la paciencia para observarme, a esperar a los cambios, sentirme, y me siento bien.



Main menu 2

Article | by Dr. Radut