Saltar a Navegación

Medellín – y el inicio del viaje en bici

Llegue a Medellín el miércoles, 9 de agosto, por la tarde. Hubo una cola larga ante de la inmigración, pero una vez pasado esta parte ya estuvo el equipaje, incluso la bicicleta. Estuve un poco preocupado como encontrar un taxi capaz de transportar mi bici, pero al fin no fue ningún problema. Pronto estuve en camino a Medellín, donde me quede con un amigo. Estuve muy cansado, entonces no hice nada con la bicicleta esta noche. Charlamos un poco, y pronto me acosté.

La primera noche escuche unos disparos desde uno de los barrios populares mas arriba – muy probablemente una pelea sobre el control del narcotráfico en el barrio.  

Me quede unos días en Medellín. El día siguiente al primero revise me bici, y todo estuvo bien. Solamente tuve que ajustar un poco los frenos delanteros, nada mas.

Pase los días parcialmente con amigos, parcialmente explorando Medellín. Un día fui al centro de la ciudad en bici, para ver si realmente todo funciona bien, y probar moverme en el trafico de la ciudad. Medellín es una ciudad de tres millones de habitantes (oficialmente), situada en un valle bastante estrecho, con montañas altas a los dos lados. Los barrios populares están en las montañas, muchas veces son construcciones ilegales y sub-estandard. Mas abajo son los barrios mas afluentes – aunque ahora también se construyen edificios altos en la parte mas bajo de las montañas.

El domingo finalmente salí de Medellín. Por suerte elige un domingo, por que todos los domingos cierran parcialmente la autopista que pasa desde el sur hacia el norte por la ciudad, y la convierten en una ciclovia. Estuve preocupado un poco por el trafico, pero la ciclovia me permitió salir de la ciudad sin confrontarme con el trafico. Después de salir de la ciudad, la autopista tampoco fue demasiado mala, y hubo muchxs ciclistas (de deporte – no vi a nadie con equipaje). Entonces fue bastante fácil llegar a la salida poco antes de Barbosa, donde empiece el ascenso de la ruta 25 hacia la costa. Mi plan era solamente llegar hasta Don Matias, a 50km de Medellín y mas o menos 20 del cruce – casi 20km de ascenso (900m). El ascenso fue duro, y a veces el trafico – sobre todo de camiones – me molestó mas que un poco, pero no me sentí en peligro.

Pare en un mirador con una vista impresionante del valle para almorzar, y luego termine los últimos 6km hasta Don Matias. Fue bastante fácil encontrar alojamiento (Hotel Las Orquídeas en el centro del pueblo – recomendable y económico). No hay muchos sitios de interés en el pueblo, y no tuve ganas de ir mas lejos…  

 



Main menu 2

Blog | by Dr. Radut