Saltar a Navegación

Andalucía: la Unidad de Desatención a Personas Transgénero (versión El Salto)

Cuando en 2014, Andalucía aprobó la Ley 2/2014, de 8 de julio, ley integral para la no discriminación por motivos de identidad de género y reconocimiento de los derechos de las personas transexuales, Andalucía se presentó como comunidad líder en temas trans.

La Unidad para la Desatención a Personas Transgénero

Como escribí hace unas semanas en mi blog, estoy planteándome el tratamiento hormonal para desmasculinizar mi cuerpo. Mi objetivo no es cambiar mi sexo a mujer, o pasar como mujer, sino un cuerpo menos masculino, quizás mas andrógino, quizás mas raro.

Harte de la invalidación diaria de mi existencia

La experiencia de mi vida genderqueer, no-binaria

Me niegan casi cada día mi existencia, pero aquí estoy, y existo. Pero si, estoy harte, harte de la negación casi diaria de mi existencia, mi identidad como persona genderqueer, no-binaria. Estoy harte de que la gente me pone en sus cajas binarias – hombre-mujer – cajas en las que no encajo, cajas que imponen sobre mi el sistema binario de sexo/género, sin que una persona me pregunta si o no estoy de acuerdo. Cuantas veces, cuando una persona me saluda en el supermercado como “caballero” me gustaría responder “Jódete! No soy hombre, y no tienes el derecho de imponer sobre mi esta identidad!”. Pero no lo hago. No tengo la fuerza para cada vez cuando una persona impone sobre mi como me lee (sin preguntarme) corregirla.

El género acaba! (Si tú quieres)

En verano de 2015 nació en Brooklyn, Nueva York, el colectivo y la campaña Gender is over (if you want it), adaptando el lema famoso de John Lennon y Yoko Ono War is over (if you want it). Principalmente el colectivo, formado por Marie McGwier y Nina Mashurova, dos personas que se identifican como no-binarias, promueve su mensaje a través de camisetas con el lema y eventos. Con los ingresos apoyan a colectivos trans y queer.

El boicot y la economía alternativa y solidaria, dos caras de la misma moneda

  • La historia nos ofrece numerosos ejemplos que muestran el potencial de los boicots para incidir en los procesos económicos
  • La concienciación de la población, los medios de comunicación y las acciones no violentas de presión son claves para lograr el éxito
  • El boicot no va a acabar con el capitalismo, pero funciona contra los excesos injustos


Main menu 2

by Dr. Radut