Saltar a Navegación

Bases militares

Resistencia contra las expresiones físicas del militarismo

El militarismo tiene muchas caras y es una ideología con un impacto enorme en nuestras sociedades. Pero además de ser una ideología, el militarismo también se manifiesta en el espacio físico, en la tierra, en los lugares donde vivimos. Las bases militares, los cuarteles, los campos de tiro y cualquiera otra instalación militar son expresiones o marcadores del militarismo en nuestro entorno, y por eso nos ofrecen oportunidades para la resistencia al militarismo. Aunque existe una larga historia de resistencia contra bases militares (uso el termino 'base militar' para cualquiera instalación militar), los éxitos – al menos en el sentido del cierre de una base militar concreta – son pocos.

Queer, antimilitarismo y noviolencia

En esta presentación intento explorar las relaciones entre lo queer y el antimilitarismo, tanto al nivel teorético como al nivel práctico, de la lucha antimilitarista y/o queer. Lo hago, porque soy activista antimilitarista desde hace muchos años, y también soy queer entendido no como un término más “hip” para decir que soy gay, sino entendido como un rechazo del sistema binario del género y de las sexualidades.

En mi propio activismo a veces siento una tensión entre estas dos identidades, sobre todo, aunque no solamente por esto, porque en su vida y lucha diaria los colectivos antimilitaristas son demasiados heterosexuales, con una falta de conciencia de su heteronormatismo y sus privilegios como heterosexuales y personas bastante “cisgénero”, es decir, personas con una identidad de género que es la misma que su sexo y apariencia de género, pero que no deja de ser asignado por las autoridades posteriormente a su nacimiento.

Recensión: Gay propaganda. Russian Love Stories

Masha Gessen & Joseph Huff-Hannon (editorxs), OR Books, Nueva York y Londres, 2014
ISBN 978-1-939293-35-0 (libro de bolsillo), 978-1-939293-36-7 (e-book)
Ruso y ingles, 224 paginas

La producción de este libro se han hecho con prisa para que coincide con los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, y se puede notar. Se puede notar – y lxs editorxs lo admitan – por que el espectro de las experiencias incluido en el libro se limite a las de rusos gay y rusas lesbianas con bastante recursos, en su mayoría parejas con la posibilidad de viajar al extranjero y con una educación mayor. La publicación del libro es una respuesta a la ola de homofobia en Rusia apoyado y promovido por el estado, y culminando en la nueva ley que prohíbe “la propaganda para relaciones sexuales no-tradicionales” – muchas veces interpretado como una prohibición de la homosexualidad mientras de hecho la ley prohíbe un espectro mucho mas amplio de relaciones sexuales no-patriarcales (véase el comunicado de ILGA Europe, 11 de junio 2013).

Noviolencia y Poder

»El Estado es una condición, una cierta relación entre seres humanos, una forma de comportamiento humano; que destruimos estableciendo otras relaciones, comportándonos de manera diferente, con uno y con el otro.«— Gustav Landauer1

 

Mi manifiesto genderqueer

Este manifiesto genderqueer es algo muy personal – no pretende ser un manifiesto colectivo, de un grupo o de un movimiento. Es mio, solamente mio, pero sin embargo lo hago publico porque pienso que lo privado es político, y especialmente en el tema de género.

Yo me defino como genderqueer (género raro), porque el sistema binario del género, que solamente me permite definirme como hombre o mujer no me sirve. Es un sistema demasiado estrecho y rígido, que excluye la diversidad humana, y nos obliga a definirnos en términos que no nos representan.



Main menu 2

by Dr. Radut